Turismo y Cambio Climático: Una relación Indisoluble

“El turismo tiene una importante responsabilidad en la protección de la biodiversidad. Cada año, millones de turistas quedan fascinados por la flora y fauna silvestre del mundo durante sus viajes. Sin estas experiencias enriquecedoras, el turismo no puede canalizar el crecimiento sostenible, la creación de empleo y reducción de la pobreza como se hace actualmente”.

Taleb Rifai, Secretario General de OMT

Cuando pensamos en vacaciones generalmente se piensa: “¿campo o playa?”, pues bien, si nuestra opción es la playa, nuestro siguiente pensamiento es: “arena, sol, mar, diversión”, pero nunca pensaríamos que ese “mar” éstos momento una gran fuente de contaminación, tal como se ha denominado en el último tiempo como el “Octavo continente: es de plástico”, tal como lo refleja el artículo que fue publicado hace algunas semanas atrás y demuestra cómo a través de las corrientes marinas se acumula gran cantidad de plástico (y no solo ese material) en algunos sectores de nuestros vastos océanos. 

Imagen

Pues bien, ¿Cómo afecta esto al turismo? O pensándolo mejor la pregunta es ¿Cómo el turismo contribuye a la contaminación del medio? ¿Cómo nosotros, que somos los turistas contribuimos a la contaminación del destino afectando directamente al cambio climático?

El cambio climático es uno de los mayores desafíos para el mundo en el siglo XXI. El derretimiento de los casquetes de hielo, el aumento del nivel del mail y los fenómenos meteorológicos extremos tienen ya efectos devastadores e irreversibles para nuestra sociedad, la economía y el medio ambiente, por lo que muchas actividades de las grandes industrias dejan de ser o mejor dicho dictan de ser sostenibles.

Mientras que la comunidad internacional intenta contener el cambio climático dentro de un marco comúnmente acordado y liderado por NACIONES UNIDAD (UN), el sector turístico tiene también un importante papel.

Imagen

El turismo está considerado como uno de los sectores económicos más vulnerables a la variación del clima. Muchos destinos turísticos dependen del clima como principal atractivo, por ejemplo el turismo de sol y playa o el dedicado a la práctica de deportes de invierno, o de recursos ambientales tales como la vida silvestre o la biodiversidad, tal como ORGANIZACIÓN MUNDIAL DEL TURISMO (OMT), lanzado el día 09 de Mayo de 2014 para el Día Mundial de las Aves Migratorias, lidera un proyecto que tiene como objetivo promover y desarrollar la actividad turística en los destinos distribuidos a lo largo de las principales rutas migratorias de las aves del planeta, y en donde el Secretario general de la OMT; Taleb Rifai dijo: “El turismo tiene una importante responsabilidad en la protección de la biodiversidad. Cada año, millones de turistas quedan fascinados por la flora y fauna silvestre del mundo durante sus viajes. Sin estas experiencias enriquecedoras, el turismo no puede canalizar el crecimiento sostenible, la creación de empleo y reducción de la pobreza como se hace actualmente”.

Dado los recursos son extremadamente sensibles a la situación meteorológica, un cambio climático tendría consecuentes profundas en los flujos turísticos y, por consiguiente, en la importante contribución del turismo a la reducción de la pobreza y al progreso económico, especialmente al desarrollo.

Imagen

Al mismo tiempo, el turismo contribuye también al calentamiento global. Se estima que el turismo es responsable de aproximadamente el 5% de las emisiones mundiales de carbono, aunque el sector ha prometido reducir progresivamente ese porcentaje mediante asociaciones, campañas de sensibilización y nuevas tecnologías. De ese 5% de emisiones mundiales de carbono que produce la industria turística, el 40% provienen del transporte área, 32% a transporte de automóvil, 21% de alojamientos, 4% actividades y un 3% a otro tipo de transporte.

Imagen

En el año 207, la OMT junto a otras entidades mundiales suscriben la DECLARACIÓN DE DAVOS -Cambio Climático y Turismo: Responder a los Retos Mundiales, la cual constituye el compromiso del sector para que el turismo se sitúe a la vanguardia de la respuesta mundial al cambio climático y en la que se insta adoptar diversas medidas como que gobiernos y organizaciones internacionales deben incoporar el turismo en el turismo en el cumplimiento de los compromisos adquiridos de conformidad con la CONVENCIÓN MARCO DE LAS NACIONES UNIDADES SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO (CMNUCC); el sector turístico y los destinos deben fomentar y realizar inversiones en programas turísticos que ahorren energías y utilizar las energías renovables y; los consumidores deben optar por actividades respetuosas del medio ambiente, que reduzcan su huella de carbono (y ecológica también), y que contribuyan a la conservación del entorno natural y del patrimonio cultural (natural, histórico, inmaterial y material)

Por lo tanto creo que la pregunta que nos deberíamos hacer antes de decidir si ir al campo, playa montaña es: “¿A qué lugar voy y contribuyo al medio sin alterarlo?” Vaya desafío el cambiar la forma de pensar, pero que a estas alturas si queremos dejar un mundo en mejores condiciones para nuestras futuras generaciones debemos pensar cómo actuamos nosotros y que acciones tomamos para ello.

Un abrazo y que tenga un excelente día

Marta Lorenzini

Ing. En Turismo, especialista en Sostenibilidad

Founder & CEO Eco Sostenible

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s